Tendencias en bodas 2021

por | Dic 30, 2020 | Bodas, Eventos AT | 0 Comentarios

Tendencias en bodas 2021

Estamos seguras de que ya estáis pensando en las tendencias en bodas 2021.
El sector nupcial ha sido de los grandes afectados por el COVID19. Las restricciones de movilidad, los aforos y las limitaciones en cuánto a socializar, han sido claves en la celebración de los escasos enlaces del año 2020 así como llevar a las parejas a decidir posponer los enlaces.
A pesar de que contaremos con significativos cambios, está previsto que gran parte de los enlaces pospuesto este año, puedan celebrarse el próximo 2021. ¿Seguimos leyendo?
Tendencias en bodas 2021

Tendencias en bodas 2021

¿Qué cambios vamos a encontrarnos en tendencias en bodas 2021?

  • Organización más extensa en el tiempo
En resumen, se amplían los días de celebración (hasta ahora la gran mayoría venían celebrándose los sábados) y se prevee una extensión en los tiempos de preparación del enlace. Es de esperar que con los movimientos de fechas en los enlaces, la organización y preparación del enlace se alargue, entre 12 y 24 meses respectivamente. Actualmente ya se están fechando bodas para 2022.
  • Cambio en los días de celebración y hora.

¿Sabías que están en auge los viernes y los domingos? El cambio ha venido precedido por el cambio de fechas de muchas parejas; viendo que los sábados próximos a las fechas en las que debían casarse estaban ya ocupados, la opción B ha sido elegir un viernes o un domingo, y esta tendencia ha venido para quedarse. Además, las parejas se han visto influenciadas por las limitaciones de los espacios en cuánto a horario, lo que los ha llevado a elegir una celebración de día.

  • ¿Naturaleza y al aire libre? ¡Si, si y si!

Es ya un hecho que las celebraciones al aire libre, rodeados de naturaleza y suficiente espacio estarán en auge. Son los grandes protagonistas: espacios como jardines, terrazas, fincas…

Foto Canva

Foto: Canva

  • Más espontaneidad, más intimidad y más criterio ético.
Sí, estás leyendo bien. De aquí en adelante, además del precio y calidad del proveedor, se tendrá en cuenta su asertividad, su solidaridad y su criterio ante situaciones adversas. Han sido tantas las parejas que han perdido el dinero con muchos proveedores por la inflexibidad, que esto ha provocado una reflexión total en el sector para mejor.
Por otro lado, la naturalidad y espontaneidad estarán en total tendencia. Nada de protocolo excesivo, y se va a optar por organización más libre, respetando distancias y aforos pero de una manera más libre, contando sólo con “los de verdad”, siendo un enlace mucho más emotivo y personal.
  • ¿Qué color marca la próxima temporada? 
El blanco, el crema, el color arena-ocre aunque si apuestas por el verde, nunca fallarás. Color atemporal ideal para cualquier celebración en todas sus gamas.
Foto: Pinterest

Foto: Pinterest

  • Porciones individuales
Ya sea el aperitivo, el cocktail o incluso la tarta o la mesa dulce. Todo pasará por cumplir las normas de seguridad e higiene, y eso claramente trae consigo una individualización de las comidas que se servían de forma común. La variedad y calidad será la misma pero la forma de servirlo será diferente.
  • Barra libre y regalos a los invitados sí, pero no como hasta ahora.
Suele ser el inicio del final de la celebración, y el culmen donde disfrutamos, bailamos y más nos divertimos porque ya no hay agobios ni presiones… ¡sólo disfrutar! Pues bien, todo se mantendrá pero de manera más segura: sirviendo las bebidas en la mesa de cada invitado, los regalitos/recuerdos irán personalizados (más si cabe) y además de regalos tradicionales, se optará por ofrecer mascarillas, geles hidroalcohólicos, toallitas desinfectantes durante toda la celebración.
Foto: Canva

Foto: Canva

  • Cambia la moda: vestidos de novia e invitadas.
Lo bueno de los chicos es que su estilo apenas cambia pues ya de por sí tienen la oportunidad de reciclar y usar con mayor asiduidad los trajes que suelen vestir. ¡Toda una suerte! pero ya sabemos que a las chicas nos suele costar más este aspecto… y ¡no hablemos del vestido de novia!
Foto: Canva

Foto: Canva

Las chicas apostarán en las próximas temporadas por vestidos más desenfadados y ponibles, salvo las que mantengan los trajes o vestidos que ya tenían para alguna ceremonia; y en cuánto a las novias una clara tendencia para próximas bodas -salvo las que ya tenían su vestido- : vestido corto, colores pastel con tendencia al blanco, mangas más voluminosas, escote con tendencia cuadrada y una gran espalda visible. ¿Por qué? Precisamente por lo que comentábamos anteriormente: vestidos más ponibles debido a posibles microbodas o celebraciones menos formales, reciclaje del vestido, ser más económicas…
Ya seas invitada o novia, lo apostarás todo por un vestido favorecedor, cómodo y a la moda.

¿Qué no va a cambiar?

Lo que vino para quedarse.
Lo que no faltará: tecnología, carpas de luces, flores en abundancia, música, 
Sabiendo mejor todo lo que estará vigente en el próximo 2021, ¿cómo te adaptarás a las nuevas tendencias en bodas 2021?
¡Cuéntanoslo aquí!

Mi experiencia: diario de una novia.

Sí, has leído bien, también me casaba este año. En Marzo todo quedó en el aire, y con ello una fecha: 22 de agosto de 2020.

Como Wedding Planner aplicada, en marzo tenía todos mis proveedores coordinados para el día D, prueba de menú realizada y opciones elegidas, primera prueba del vestido de novia con todos los completos ya listos, horarios del día 22 de agosto ya establecidos para peluquería, maquillaje y fotógrafo… incluso las flores de la ceremonia ya seleccionadas. Del novio no hablaremos porque como todos los chicos, apuran hasta el final del camino para ir a mirar trajes (con la locura que nos entra a las chicas en este punto); así que cuando el 14 de Marzo se declaró el Estado de Alarma contuvimos la respiración y ya solo había un pensamiento: ¿y ahora qué? ¿me podré casar?

Proveedores y decisiones.

Tengo que decir que los proveedores que me están acompañando en este camino son de lo bueno, lo mejor. Hicieron de apoyo y siempre tuvieron una palabra de aliento cuando todos teníamos un horizonte algo incierto. Brillaron por su calidad humana y por ser tolerantes, comprensivos y se adaptaron a las circunstancias 1000×1000.

En Mayo decidimos posponer la boda al próximo 2021 ante tanta incertidumbre, así que pedí a todos su calendario del siguiente año y la fecha en la que todos coincidían, esa elegimos. Sin mayor complicación, tan fácil (me consta que no a todas las parejas les ha sido tan fácil o sin pérdidas económicas) comunicamos la modificación y todos, sin excepciones, nos confirmaron el cambio y voilá, teníamos nueva fecha: 3 de Julio de 2021.

La incertidumbre continúa a día de hoy, ¿quién sabe lo que nos deparan los próximos meses? De manera diferente y con más conocimiento de la situación, seguiré al pie del cañón, como novia y como profesional del sector nupcial.

Si quieres saber más sobre mis proveedores o consultar algún aspecto relacionado con tu boda, ¡contáctame!
¿Te gustaría leer más sobre mi experiencia como novia en tiempos de covid? Podrás seguir mi historia en la próxima entrada al blog.
Sandra P.
EVENTOS AT

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?