¿Qué es un plan de costes para tu hotel y cómo elaborarlo?

por | Ene 25, 2022 | Hoteles AT | 0 Comentarios

Con independencia del tamaño del hotel o alojamiento turístico, es esencial saber qué es un plan de costes para tu hotel y cómo elaborarlo. En esta entrada vamos a dar algunas claves para que empieces a indagar en cómo hacerlo, y sobretodo que te hagas consciente de la importancia de elaborar YA este plan de costes.

La idea con la que siempre pedimos un excel a nuestros clientes sobre todos los costes y le explicamos este concepto es porque el plan de costes tiene dos finalidades básicas:

  1. Analizar en qué gastos se puede ahorrar dinero, mejorar y optimizar.
  2. Marcar precios reales que no solo se midan con la competencia sino también con las necesidades de gastos y beneficios que tiene nuestro hotel, alojamiento, etcétera.

Conocer de primer mano dónde se están enfocando los gastos es la mejor forma de optimizar el beneficio de nuestro negocio.

Ángeles Morón.

En muchas ocasiones nos centramos en recortar en personal, sueldos e incluso en aspectos que están funcionando en nuestro proceso productivo. Pero la realidad va más allá y, aunque a veces recortar en estas partidas es inevitable, la tendencia a optimizar pasa por la reorganización de los gastos, de los costes y de las mermas que se producen también en los hoteles, aprovechando la jerga de la restauración.

Pero para entrar en materia, empecemos por el principio.

¿Qué es un coste?

Esto es algo obvio, pero que a veces no lo tenemos muy claro. Un coste es el valor ya sea de un bien o servicio, o un conjunto de ellos, que supone un gasto para nuestra empresa. En el proceso productivo del alojamiento y al que nos referimos en este caso, el coste es la cantidad de dinero que hemos empleado para producir un producto o servicio, en este caso las habitaciones disponibles y el proceso de toda nuestra actividad.

¿Qué costes debes incluir en el plan de costes de tu hotel?

Los costes los podemos ver en función del tipo de coste:

  1. Costes fijos generales de mi hotel: son los costes que sí o sí tienes que pagar y desembolsar. Son los costes de personal, alquiler, prestamos…
  2. Costes variables: son costes que al igual que los anteriores vas a pagar sí o sí pero que van a estar influenciados por la producción, por ejemplo, la luz es un coste mensual y que variará en función de la ocupación, en función de la época del año, en función de “variables”. También son costes variables aquellos que se reducen con la actividad, por ejemplo cuando vendemos más de manera directa y los costes de comisión se reducen al realizar esta venta directa.

Algunos especialistas y economistas también hablan de los costes “semi”, es decir, que poseen una parte fija y otra variable. El ejemplo más claro es el coste en la factura de la luz, es decir, hay una parte fija de impuestos y alquileres que es fija, pero luego hay una parte variable que es la de consumo que será mayor o menor en cada momento de ocupación, de época del año, cuando hace más frío en calefacción, etc.

Plan de costes y su rentabilidad en mi alojamiento turístico

Una vez tenemos el foco puesto en nuestros costes, que siendo un pequeño alojamiento no debemos de tardar mucho en obtener un excel con cada uno de ellos. Debemos analizarlo con respecto a la rentabilidad de nuestras habitaciones o apartamentos, casas rurales, etc. Es decir, conforme a la unidad que alquilamos.

Como siempre es esencial tener los números claros y los registros porque vamos a necesitar el plan de ingresos por habitaciones (unidad puesta a disposición del público), es decir, lo que en el año anterior hemos vendido. Si esto no se puede tener, bien porque no se han recogido registros o bien porque estamos comenzando, lo que vamos a hacer es preparar una previsión de ventas.

El precio de nuestra habitación, la estimación de la ocupación y los ingresos que se prevén o que se han tenido en años anteriores, analizando para los mismos períodos los gastos que se han realizado en el hotel en este sentido.

Cuando calculamos los ingresos medios por habitación hablamos de ADR:

ADR: Average Daily Rate

ADR: Average Daily Rate

Es el precio medio de venta por habitación ocupada. Este indicador es necesario para poder medir el rendimiento operacional de una habitación, propiedad o apartamentos. El objetivo es desarrollar una gestión de los ingresos por habitación de una forma más efectiva, permitiendo maximizar los ingresos en las horas punta del año y gestionar los activos durante las temporadas tranquilas

Cálculo de ADR:

Es uno de los indicadores que más se utiliza para comparar un hotel con su competencia, junto con el REvpar y la ocupación.

Ingreso total por habitaciones / Total habitaciones ocupadas

Veámoslo en un ejemplo, nuestro hotel ha obtenido unos ingresos de 20.000€ y ha vendido 200 habitaciones , con lo que su ADR seria:

20.000€ / 200 habitaciones = 100€

Que no tiene en cuenta habitaciones de cortesía, complementarias o sin cargo, Ingresos extra por habitación.

Sin embargo, y como vemos no tiene en consideración el plan de costes, así que en este punto vamos a introducir un término nuevo conocido en con otro anglicismo, el GOPPAR. 

Cálculo de GOPPAR:

En este caso dividiremos el beneficio operativo bruto, es decir los ingresos totales por habitaciones, incluyendo en este caso los ingresos adicionales por bebidas, comidas, servicios de lavandería, etc. entre las cantidad de habitaciones disponibles en el hotel en el año.

Veámoslo también con un ejemplo, imaginando los siguientes datos de nuestro hotel:

Benefico operativo bruto: 1.000.000 €

Habitaciones disponibles en mi hotel anualmente: 365 días x 10 habitaciones hacen un total de 3650 habitaciones/año

Gastos: 200.000 €/año

Cálculo:

GOPPAR = 800.000 / 36 50 = 219,17 €

En el año en el que hemos hecho el estudio cada habitación obtuvo como beneficio 219,17€. Ojalá siempre obtengamos este beneficio pero la realidad es que para ponernos ejemplos que mejor que el positivismo.

 

Como vemos hay muchos caminos para obtener precios en habitaciones, para obtener datos de márgenes y miles de cosas más, que solo el revenue management podrá poneros en situación y llegará al punto más adecuado a tenor de los datos y el contenido que los números nos dice sobre qué está sucediendo, qué estaba sucediendo y qué sucederá.

Consejos:

  • Separa tus gastos mensualmente dividiéndolos entre fijos y variables.
  • No será una plantilla fija, por tanto, no dudes en modificarla siempre que sea necesario.
  • Anota y contrasta estos gastos con las estimaciones de venta.
  • Añade todas las partidas necesarias para tener una imagen más global de tu análisis.

 

Descarga una infografía que te ayudará a tener más claros los conceptos pinchando ☟☟

Infografía Plan de Costes y cómo elaborarlo

Si quieres saber más, que veamos las posibilidades de tu alojamiento turístico no dudes en contactarnos porque estaremos encantadas de ayudarte, y, es más, si te ha gustado danos un poco de amor con un comentario.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?